sábado, 17 de junio de 2017

Talento

Una madre preocupada por su hijo fue a hablar con el maestro:

– Maestro, tengo un problema con mi hijo... Me trajo las notas del colegio, una alta calificación en dibujo y una pésima calificación en matemáticas.

– ¿Qué harás? – dijo el maestro

– ¡Lo pondré de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de matemáticas!

– Necia!!, ponlo de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de dibujo. 
Todos servimos para algo pero no todos servimos para lo mismo.

Microcuento de Alejandro Jodorowsky